Es un hecho que en la actualidad la crisis en la economía global debida a la crisis sanitaria mundial obliga a las empresas,  y más aún, a los nuevos empresarios, a hacer un esfuerzo para transformar y adaptar la forma de comunicarse con sus audiencias y con sus clientes para lograr sus objetivos promocionales y generar ventas.

A pesar de las circunstancias, existen herramientas que están creciendo rápidamente y con gran efectividad, como la producción de videos, ya que ayudan a la promoción o posicionamiento de grandes negocios o de aquellos que apenas inician.

Las empresas del futuro tendrán que optar por un tipo de comunicación basado en los modelos de redes digitales para promover sus marcas, sus productos o servicios, sus procesos industriales, realización de eventos o conferencias virtuales, o simplemente para tener presencia en esta realidad cada vez más digital.

Para darte una idea, el alcance del video en diferentes redes sociales es muy superior al que se lograba con los métodos de marketing tradicional. Algunas estadísticas muestran que el 82% de los usuarios de Twitter ven contenidos de video, casi un tercio del total de usuarios de internet utilizan Youtube con el mismo objetivo y casi la mitad de usuarios de internet dedican más de una hora semanal para ver o consultar videos en Facebook o Youtube. De aquí la relevancia del video como herramienta para el marketing actual de los nuevos emprendimientos.

A continuación te damos algunos consejos para lograr un video efectivo.

  • Define tu objetivo claramente.  Si es de ventas, de promoción, institucional, motivacional o para reforzar tu marca. Lo más importante es lograr la atención de tu audiencia.
  • Alcance. Es muy importante seleccionar el canal apropiado para elegir el mejor formato. Por ejemplo, si lo promueves en campañas de redes sociales, la duración requerida (dependiendo del medio que selecciones, Youtube, Instagram, Facebook) y a cuántas personas quieres impactar en un periodo de tiempo. Recuerda, lo más importante es captar la atención de tu cliente desde el primer instante.
  • Define qué tipo de video es más conveniente para la presentación de tu empresa o proyecto, es decir, si requerirás actores o emplearás colaboradores, entrevistas, mostrar tu ambiente de trabajo o proceso.
  • Identifica el perfil de tu audiencia. A quién quieres llegar de acuerdo a su edad, profesión, área específica o público en general. Nunca olvides el factor humano, ya que éste genera empatía con tus clientes potenciales.
  • Escribe un guión, una historia. En ésta podrás plasmar lo que realmente quieres decir y mostrar a tu audiencia. Utiliza un lenguaje directo y sencillo que puntualice la calidad de lo que ofreces. Explica cómo tu producto o servicio puede resolver problemas y/o porqué es la mejor opción.
  • Facilidad de interacción con la audiencia.  Para ello, hay que proporcionar enlaces visibles o contactos que permitan una comunicación inmediata. Está comprobado que casi un 50% de los usuarios interactúan después de ver un video efectivo.  Además, un video se procesa más rápido que un texto o que una imagen fija. También las estadísticas nos indican que el 95% de los espectadores retienen mejor un mensaje cuando lo ven en video, que cuando lo tienen que leer. Por consiguiente, un video bien logrado, puede promoverse en campañas de éxito que multipliquen tu audiencia.
  • Invierte en un profesional que te garantice la calidad en toda tu producción de video.

    La producción de videos es una herramienta esencial para el futuro de la comercialización moderna. Es un excelente medio de difusión para cualquier negocio o emprendimiento porque permite mostrar un mensaje corporativo, o las características de un producto o servicio a los clientes potenciales. Como referencia, y de acuerdo a estadísticas, en 30 días se comparten en internet más videos que los producidos por cadenas de televisión en 30 años.

    Ten presente que actualmente, los videos ayudan a la decisión de compra o de integración. Para ello, es importante mostrar la diferencia con la competencia o el beneficio que obtendrá al ser parte de tu empresa. Con gusto te asesoramos en la planeación y producción de tu proyecto.