Ante la díficil situación que están viviendo un gran número de pequeñas empresas debido al cierre y reapertura de actividades industriales y empresariales, es importante que éstas cuenten con herramientas adecuadas para acelerar y activar sus mercados e ir recuperando las pérdidas económicas ocasionadas por estos cierres.

Una de las herramientas más efectivas es la producción de videos corporativos que sean elementos decisivos para llegar a los clientes y usuarios de nuestros productos.

Para ello, es importante seguir algunas recomendaciones para la producción de videos corporativos, como:

  • Selecciona tu información. Qué es lo que quieres comunicar, puede ser una información general o muy específica. Procura no emplear términos muy técnicos. También es conveniente escuchar otras opiniones sobre los conceptos que usarás en el contenido. El análisis te puede brindar una mirada más crítica sobre cómo se percibirá tu video.
  • Definir el medio adecuado. Los contenidos de internet nos obligan a ser creativos y a buscar aquellos elementos que distinguen a nuestra marca.
  • Identificar la audiencia a la que irá dirigido. No todos los clientes tienen las mismas preferencias, de ahí que el target debe estar muy bien definido para emplear el lenguaje visual más adecuado a sus necesidades.
  • Otro factor muy importante a considerar es la generación de emociones. Es importante contar una historia para enganchar al espectador y generarle un interés que le provoque alguna emoción que lo haga recordar a la empresa. De lo contrario, caerá en lo aburrido, en lo convencional y será una inversión inútil.
  • Encuentra las fortalezas de tu negocio y muéstralas de forma creativa. Ubica un elemento que haga la diferencia con la competencia
  • Da un toque humano que genere expectativas, es decir, enfócate en la comunicación con el cliente.
  • Es recomendable que la duración del video no sea mayor a 3 minutos. Está comprobado que después de ese tiempo, el espectador lo abandona.
  • Revisa tu video con las partes involucradas para verificar que el resultado cumpla el objetivo y expectativa esperada.
  • Recuerda que la calidad es muy importante en el momento de generar la imagen de una marca. Procura que tu video pueda visualizarse en cualquier dispositivo con la máxima calidad. Esto por supuesto le da un valor adicional.
  • Además de subirlo a la página web de la empresa, es recomendable subirlo a Youtube y desde ahí compartirlo a Facebook, Twitter, Instagram o Google para alcanzar a muchas más personas, que aunque no estén en el target, puedan ser clientes potenciales.

    Si requieres de alguna asesoría, contáctanos, con gusto atenderemos tus dudas.