En esta emergencia sanitaria mundial,  y con las medidas específicas que cada país ha

tomado para mitigar la pandemia, se han cancelado un gran número de eventos

sociales.  Algunas de ellas, por el distanciamiento social para evitar contagios, el cierre

obligatorio de salones de eventos y la restricción de asistentes a éstos.

La incertidumbre actual ha hecho que muchas parejas hayan decidido posponer sus

bodas un año.  “No se sabe qué va a pasar”,  pero siendo optimistas, pensemos que

para el próximo año ya estará la situación más controlada.

Sin embargo, las bodas planeadas a realizarse en los próximos tres meses,

seguramente se verán afectadas. Según algunos expertos en la materia, muchos

países estarán saliendo de la emergencia hasta agosto, así que, si es  tu caso, mantén

la calma y valora las mejores opciones.  Toma en cuenta que lo más importante es

celebrar tu historia de amor con tus seres queridos,  y aún en esta crisis, puedes lograr

un día muy especial en esta  “Nueva normalidad”.

Platica con tu organizadora de eventos para que te ayude a  aclarar tus dudas,

reorganizar y renegociar con proveedores y prestadores de servicios lo que ya estaba

acordado.  Los proveedores serán comprensivos para llegar a algún acuerdo que les

convenga a las dos partes.  Quizá una de tus más grandes preocupaciones sea la

inversión que has hecho, cómo apartado de salón, de fotógrafo y de producción de

video, vestido, músicos o el viaje de boda.  Considera que los cambios generan costos

adicionales que tendrás que adecuar a tu presupuesto. Es probable que haya cosas a

las que deberás renunciar porque no sean tan necesarias y que te podrían dar

oportunidad de optimizar tus recursos.

Puedes pensar en un evento pequeño, más emotivo y familiar.  Retoma los lazos de

familia e invita realmente a las personas que te han acompañado en tu vida. Lo más

importante es tu seguridad y la de tus invitados.

Si estás en el caso que ya enviaste invitaciones a personas que tendrán que viajar  y

reservar su hospedaje,  notifícales, vía correo electrónico o en la página de tu evento,

que has cambiado de fecha para que tengan oportunidad de planear (avión, autobús o

vacaciones) y confirmar su asistencia. Recuerda que tal vez el número de personas

siga restringido y tendrás que ser muy selectiva para ello.

Asimismo, será necesario que tomes en cuenta las medidas de seguridad sanitaria. No

olvides que las personas también tendrán sus dudas en cuanto a su asistencia. Así

que proporcionales la tranquilidad que estarán seguros.

Una buena y original idea para compartir tu boda con los invitados que no podrán acompañarte  es hacer un registro de  video y de fotos  de todos tus preparativos,  para posteriormente hacer una producción de video en la que los hagas partícipes de tu historia en la pandemia.  Seguro será muy diferente a lo que hasta ahora hemos visto.  Estamos contigo!